Clubes de Barrio

Clubes de Barrio

Un club platense en riesgo de ser "usurpado"

La problemática habitacional llegó a un club que ruega respuestas municipales.

15 de septiembre de 2020

Los dirigentes de los Clubes de Barrio no duermen. La pasan mal. No solamente por las dificultades económicas sino que ahora también cuentan con la inquietud de estar en la mira por la inactividad de sus espacios y por vecinos que en algunos casos intentan usurpar sus instalaciones.

Este es el caso de la Sociedad de Fomento La Cumbre, en 31 y 531 San Carlos. Un caso que es particular primero porque es una problemática reiterada y por la que luchan desde 2013 y segundo porque las autoridades municipales dan respuestas, pero esas respuestas son tan ambiguas que no permiten tener la claridad y el conocimiento de como accionar en consecuencia.

El terreno en el que esta La Cumbre perteneció primero al ex ferrocarril, luego del ONABA y ahora del AABE. Ese quizás es la base del problema.

Las diversas gestiones que realizó el club no alcanzaron para obtener respuestas precisas de la municipalidad sobre la cesión de los terrenos. Tampoco haber sacado de un abandono de 20 años a un club y tener una trayectoria de décadas de trabajo en el barrio.

No alcanzó porque esa falta de respuestas y la inactividad por la pandemia provocaron que una vecina realice una "toma" de parte del predio a beneficio personal y dejar prácticamente inutilizado el espacio verde que tiene el club.


Promediando el 2013, la vecina del club Ana María Jalil ya había intentado "tomar" las instalaciones. En Aquel momento se encontraron con "un alambrado y perros en el área de los baños", que les impedía llegar al fondo del terreno. Ese fue el primer intento de usurpación de la vecina Ana María Jalil, que según relatan integrantes de la institución con insultos y empujones los echaba de lo que la usurpadora llamaba "sus terrenos".

Luego de este episodio el Club gestionó en dos oportunidades la posesión, tenencia o guarda dado al aporte valioso que le dan a la comunidad pero el organismo correspondiente no se expidió e indirectamente esto provocó que en los últimos días se reitere el conflicto.

Fue el último fin de semana que un socio del club pudo constatar el inicio de la toma y allí las autoridades hicieron la denuncia en la Cria. de Ringuelet, la cual fue derivada a Fiscalia 9 y a su vez también se iniciaron acciones en la Fiscalía 3.

En las últimas horas y ante el estado público que tomó la "toma" se hicieron presentes autoridades comunales, direcciones municipales y se espera una respuesta rápida en pos de darle un corte definitivo y que el club pueda respirar tranquilo y proyectar las actividades a realizar a la salida de la Pandemia para alegrar a chicos, adolescentes y adultos.

A su vez las autoridades correspondiente tendrán que poner el ojo en este tema ya que la desidia administrativa muchas veces provoca la falta de papeles que padecen los clubes y que, por consiguiente, vecinos o desconocidos pretendan quedarse con lo que no les corresponde.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.