Análisis

Análisis

Todo sigue igual... ¿De bien?

El mundo de los clubes de Barrio se mantiene en una insoportable quietud y el Ministerio no tiene ni UNA buena noticia por dar.

Por: Ezequiel Juaristi
16 de mayo de 2021

Extrañamente, las últimas buenas noticias para los clubes de barrio no formaron parte de decisiones ni análisis estratégicos del Ministerio de Turismo y Deportes. Tampoco, lógico, de la Secretaría.

La quietud que maneja el organismo en materia clubes provocó el hastío de los dirigentes de las federaciones de clubes que ya no esperan nada por parte de la actual administración y piensan de que manera poder atajar los penales que les patean las necesitadas instituciones que les tocan la puerta semana a semana.

De hecho, hay un limbo en el que se encuentran que no les permite pensar en el mañana. Ni siquiera proyectar que hacer para el presente año o mirándolo más lejos planificar para el 2022.

La pandemia no solamente recrudeció la crisis, sino que puso en evidencia que pese a que desde lo discursivo los clubes se mencionan como una piedra fundamental de la Políticas Deportivas en las acciones esto no se condice ya que en lo que va de gestión no se le ha entregado UN solo derecho que se pueda festejar.

Energía

Un pedido que se menciona a diario es la necesidad de una tarifa diferenciada o social. Pese a que esta medida debe articularse con la Secretaría de Energía, Deportes debe empujar para su concreción y eso está lejos de suceder.

En la semana, mientras tanto, fue Anses quien le dio la posibilidad a miles de clubes de estar dentro del Programa Hogar y subsidiar parte importante de las garrafas. Casi el 30% de las instituciones hoy no están conectados a gas de red, por lo que es una importante medida que la estructura comandada por Lammens y Arrondo ni siquiera lo informaron en las redes.

Pandemia y crisis

La pandemia desató una crisis de la que se salvan solamente los que más tienen. La clase trabajadora padece el momento y los precios aumentan a diario provocando niveles de pobreza e indigencia inimaginados.

Hasta ahí, los popes del deporte no tienen culpa de nada pero los clubes, mientras la pandemia recrudece, no tuvieron para este año un sustento o medidas que les permita sobrellevar la tremenda crisis que vive el sector. No alcanza con el tímido "Clubes en Obra" que hasta ahora le llegó a los pocos privilegiados que tienen todos los papeles en orden.

En las últimas horas el Diario La Capital de Rosario puso en evidencia la bronca del sector. En su nota "Bronca de los clubes por las habilitaciones al aire libre" Jeremías Salvo referente de la Red de Clubes expuso la desidia que viven tras las habilitaciones de practicas deportivas al aire libre.

"No todos los clubes tenemos espacios al aire libre para desarrollar actividades. La comunicación que vienen teniendo los decretos y las resoluciones es lamentable e inentendible. No sabemos y no entendemos por qué les cuesta tanto hablar de clubes. Hay destrato y una desidia para con nosotros", expresó el dirigente cansado de no estar en las prioridades a la hora de recibir medidas concretas.

Y pese a que la decisión de habilitar determinadas actividades fue de provincia, no contar con medidas o comunicaciones desde Nación provoca también la falta de claridad: "Parece que acá, el que no llora no mama. Van las canchas de fútbol 5 y los habilitan, van los gimnasios y los habilitan, y los clubes de barrio seguimos cerrados. Seguimos con niños, niñas, adolescentes y adultos mayores que no pueden realizar actividad física cuidada y protocolizada en una institución deportiva", protestó el dirigente.

Esa crisis también se ve a la hora de pensar en los ingresos de los clubes: "Creo que esto roza la tomada de pelo. Los clubes de barrio somos asociaciones civiles que debemos cumplir con los decretos y respetar las instituciones, pero todo tiene un límite. Tenemos clubes que tienen que hacer frente a sueldos a principios del mes que viene y que hoy están cerrados. Y entendemos que cuando los clubes están cerrados, los socios no se arriman a pagar la cuota. Ni siquiera pedimos acompañamiento o ayuda del Estado para hacer frente a estos sueldos, pedimos reglas claras y parejas para todos".

Lammens y Arrondo, asuntos separados

Sin relación en la diaria entre Lammens y Arrondo, la super actividad que tenía el ex San Lorenzo en temporada veraniega y en semana santa dejó de ser tal. De hecho, el año pasado abrió la posibilidad ni bien comenzada la pandemia a reuniones con dirigentes de federaciones pero este año solo se lo ve en actos públicos ministeriales y reuniones protocolares.

Hoy se lo ve poco. El par de denuncias públicas que recibió de licitaciones polémicas rompió el cerco mediático que tiene desde que decidió poner los pies en la arena política y no se sabe que pasará con un ministro que cuando tuvo que decidir provocó un tembladeral como por ejemplo la llegada de la segunda ola provocada por los 4 millones de turistas de Semana Santa.


Arrondo, mientras tanto, está más activa. Invitada todas las semanas a alguna parte distinta del país, llega a las distintas provincias y es recibida con bombos y platillos aunque hilando fino no tiene demasiadas noticias que dar.

MIentras tanto, en la última semana fue anfitriona de la Cumbre del Deporte 2021. Una Cumbre de la que participaron distintos referentes del deporte internacional pero que no dejó mucho para el país en cuanto a pensar estrategias para las bases del deporte que hoy son justamente centrales en la contención de niños, niñas y adolescentes.

Lo que si existió por parte de la secretaria fueron frases de sobres de café como los que encontrábamos en los legendarios bares porteños. La ex leona dijo en la primera jornada: "Las soluciones las encontraremos trabajando en equipo, algo que nos enseñó el deporte", una "estadista".

En la última jornada no quiso ser menos y destacó: "El deporte ha dado respuesta a lo largo de la historia para recomponer el tejido social, de los daños físicos y psicológicos. Y es un factor determinante para contrarrestar los efectos de la pandemia".

Dentro de las declaraciones oficiales no se reflejaron palabras a los clubes de barrio, modelo excepcional en el mundo y un ejemplo de organización popular a exportar y de la cual debería enorgullecerse.

Lo que viene

Los días pasan y parece que no habrá muchos movimientos. Hoy uno de los ministerios más remolones navegan en la falta de acción o decisión. Las políticas deportivas y transformadoras parece que este año tampoco llegarán.

Ojalá nos equivoquemos, pero como viene el día a día los clubes no tendrán tampoco este año la reglamentación de su ley. Tampoco subsidios. Tampoco buenas y transformadoras noticias ya que, por caso, los únicos apoyos vinieron colgados de decisiones del poder ejecutivo y como último y único recurso.

Hoy el día a día, mientras tanto, se convirtió en un sálvese quien pueda. Quizás es momento de repensar estrategias y que los actores del deporte empiecen a mover un poco el avispero porque ya pasaron muchas oportunidades y el ministerio y la secretaría demostraron que todo seguirá igual.... de mal.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.