Análisis

Análisis

¿Sirven para algo las firmas de convenios?

Las noticias de firmas de convenios entre estructuras públicas y privadas están a la orden del día pero los clubes no levantan cabeza.

Por: Ezequiel Juaristi
2 de julio de 2021

Ríos de palabras y fotos se avisoran en las redes sociales de firmas de convenios entre estructuras. Firmas de estados nacionales y provinciales. Firmas interministeriales. Firmas también entre estructuras de clubes y estados. Firmas por aquí y por allá. Firmas para todos y todas.

Hace un par de semanas, Cristina Fernández de Kirchner, vicepresidenta de la Nación, dio un discurso en Lomas de Zamora y fiel a su estilo dejó decenas de frases y títulos. Entre otras afirmaciones, destacó: "Los derechos universales siempre se preparan y cuanto mas universales son más se desarrolla una sociedad"

Y agregó recordando aquel Conectar Igualdad: "Si todos los pibes tienen computadoras y se incorporan al mundo digital es posible que hayan muchos que formen empresas que tengan que ver con las nuevas tecnologías o también descubran sus cualidades artísticas".

Las palabras van de la mano con las acciones y más precisamente con las acciones de aquellos años de su gobierno en los que los derechos eran para todos y no simplemente para algunos.

Las firmas de convenios del presente gobierno y de distintos actores del deporte poco tiene que ver con ésto porque cada una de las acciones que llevan a cabo no son ni más ni menos que firmas parciales, con contenidos dudosos y con alcances para solo algunos clubes.

Esas firmas no avizoran, además, una transformación de base y para todas las instituciones más necesitadas, tirando la pelota para el costado, o para adelante, para que los derechos realmente transformadores los realice alguien que no sabemos quien será porque en este gobierno la pandemia fue la excusa perfecta, por ejemplo, para no controlar a las empresas prestadoras de servicios de luz o gas.

Por caso, ya son varios los que afirman que tanto el Ministerio de Turismo y Deportes como la Secretaría "planchan" las medidas que se deben tomar. Transformaciones que otros ministerios o secretarias intentan llevar a cabo y que desde las carteras comandadas por Lammens y Arrondo miran para un costado porque es más simple entregar conos y pelotas que realmente jugársela.

Es así como hace algunos días se vio a Inés Arrondo visitando junto con Victoria Tolosa Paz instalaciones del club Everton de la Plata para presentar el programa Potenciar Deporte y repartieron camisetas, conos, pelotas, redes.

Y allí van, con sus camarógrafos, con sus expertos de comunicación, con sus sonrisas de oreja a oreja, con sus actos protocolares, juntando souvenirs, porque eso si, que no falte la foto posando con la camiseta, el número 10 en la espalda, y el nombre del dirigente en cuestión. Llegan en sus autos pagados por el estado, acto de una o dos horas en donde resaltan "el valor que tienen los clubes", posan para la foto jugando al deporte de turno y se van.


Dejan por supuesto los bolsones de materiales deportivos que probablemente duren un mes, dos, quizás tres y esa es toda la política deportiva.

Porque mientras tanto rosquean para no dar datos de los clubes a otros ministerios, mientras tanto no accionan las distintas palancas para que el presupuesto sea ejecutado como se debe, mientras tanto los que nunca tuvieron nada, siguen ahí, sin tener nada.

Y algunos otroras dirigentes de clubes que hoy posan felices para la foto rodeados de políticos e intendentes y mirando con benevolencias los cargos públicos a los que pueden llegar sin exigir un estado presente, sin exigir las transformaciones porque siempre, pero siempre hay que mostrarse "respetuosos de los tiempos y de las formas de la administración publica porque entendemos que no puede ser todo junto, ya y en todos lados" como dijo una mujer líder de los clubes.

Nada nuevo bajo el sol, nada nuevo bajo este invierno crudo en el que los clubes padecen nuevamente un gobierno que no reglamenta una ley cajoneada y que fue promesa de campaña.

Por que aquel Lammens de campaña prometía en cada asado de agasajo esa reglamentación en busca del apoyo suficiente para llegar al trono.

Hoy los clubes están nuevamente solos. Porque esos conos y esas pelotas no son transformaciones. Porque los dirigentes se tienen que despertar y exigir. Porque como también dijo en algún otro momento CFK "la patria es el otro" y en este juego del salvese quien pueda muchos, muchísimos, más del 80%, hoy están absolutamente solos y sin un otro que al menos lo acompañe.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.