CABA

CABA

Rodríguez Larreta avanza en la destrucción de los potreros

Luego de haber cerrado de manera unilateral el potrero de la Plaza Houssay, el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires desestimó los pedidos de los vecinos y destruye una icónica cancha ubicada en el Parque Centenario.

Por: Ezequiel Juaristi
30 de septiembre de 2021

Duele ver como en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires los potreros brillan por su ausencia. Atrás quedaron los gritos de niños y niñas que dentro de una canchita eran felices. Ahora las plazas son grises, llenas de cemento y sin espacios para goles ni amores.

Y es que en las últimas horas el gobierno comandado por Horacio Rodríguez Larreta destruyó literalmente uno de los potreros de más historia, el ubicado en el Parque Centenario que albergaba día a día a cientos de chicos y chicas que jugaban al fútbol y que ahora no tendrán un espacio de referencia barrial.

Por la pandemia, la canchita no tenía la afluencia que acostumbraba. Mientras tanto Juntos por el Cambio, ni lerdo ni perezoso, planificó el avance y pese a que durante cuarenta días los vecinos resistieron, en las últimas horas las retroexcavadoras comenzaron con su trabajo, remover el suelo, mover los arcos y trabajar en la cancha.

Pese a que no se dieron precisiones de que es lo que ocurrirá con el espacio, un escrito presentado a la secretaría 34 del Juzgado Contencioso, Administrativo y Tributario Nº 17 por el abogado Norberto Horacio Rodríguez en representación del gobierno de CABA detalló que "La revalorización de un espacio ubicado en el Parque Centenario, consistente en generar dos áreas: una deportiva recreativa y otra que además de contar con postas aeróbicas, permite otros usos vinculados al sosiego".

Y agrega: "Asimismo, a fin de asegurar las necesarias condiciones de seguridad, se la delimitará con un cerramiento de malla galvanizada, dotado de un portón de dos hojas. El área restante, además de contar con un sector destinado a postas aeróbicas tipo barras, ofrecerá una superficie libre para otros usos, tales como asoleamiento, descanso y socialización. Dicha área tendrá un solado intertrabado de piezas de hormigón en dos tonos (negro y gris)".

De una u otra manera, el potrero como tal dejará de existir y ya no hay forma de detener a las topadoras de Larreta que a cada espacio verde o de uso de los vecinos le pone el cemento necesario para que la visual sea uniforme y gris.

Fuente foto: Página12

El Caso del potrero de la Plaza Houssay

Hace cinco años, la Plaza Houssay contaba con un espacio para aquellos que quisieran ir a jugar a la pelota. Los arcos y un área en la que escaseaban espacios verdes funcionaban como infraestructura para escuelitas que quisieran llevar a sus pibes y pibas a despuntar el vicio.

Pero algo ocurrió y lo verde se transformó en gris y la cancha, los arcos y los pibes fueron reemplazados por bares y cemento, como cada espacio público que plantea Horacio Rodríguez Larreta.

De vez en cuando vuelven los pibes y con sus buzos improvisan arcos, de todos modos, la prioridad dejó ser la práctica deportiva porque hoy las ferias y los food trucks son la estrella porteña, un cambio de paradigma, una involución.

El gobierno de CABA hace más de un año que no tiene un referente deportivo. La partida de Luis Lobo de la Subsecretaría de Deportes tras ser descubierto jugando al Padel en plena pandemia no contó con un reemplazo, con alguien que luche por los derechos deportivos de los niños, niñas y adolescentes.

El potrero del Parque Centenario ya no tendrá la misma impronta. La tierra, los arcos, los alambrados y sobre todo las infancias se verán afectadas. Hoy la Ciudad Autonóma de Buenos Aires dejará de tener un espacio deportivo. Larreta y sus topadoras, avanzan en la destrucción de los potreros.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.