Opinión

Opinión

Esperar para enaltecer

Los últimos anuncios en Deportes se toman como válidos aunque falta un trecho largo para ver si les cambia la vida a los clubes.

Por: Ezequiel Juaristi
20 de diciembre de 2020

Esperar para enaltecer, esa es la cuestión. Ese es lema que deberíamos considerar hasta que realmente lleguen los resultados del centenar de anuncios que realiza la cúpula de Turismo y Deportes y que hoy, a un año de asunción, no contabiliza demasiados logros puros, duros y que hayan significado derechos inquebrantables para el conjunto de los clubes de barrio.

Por eso resultaron particulares los festejos al unísono de buena parte de la comunidad dirigencial, una especie de cheque en blanco otorgado a la dupla Lammens y Arrondo. Curioso, pero real.

Sonó extraña mientras tanto la división de tareas entre el ex San Lorenzo y la ex Leona ya que se abordaron los mismos intereses. Beneficios para Clubes de Barrio, deporte social, "derechos supuestamente adquiridos" y que no haya coincidencia de espacios o anuncios en conjunto es un detalle no menor aunque imaginamos que es simplemente una superposición de agendas.

Observatorio Social del Deporte

Todo comenzó el jueves con la firma de un convenio entre la Universidad de San Martín y el Ministerio de Turismo y Deportes, en un acuerdo que abarcará según información oficial "recopilar datos sobre deportes, Confederaciones, políticas públicas, sistematizándolos a fin de conformar un Observatorio Social del Deporte, para poder brindar información adecuada a distintos requerimientos y emprender acciones e intercambios que permitan desarrollar programas conjuntos".

La firma que tomamos como un paso adelante, no dejó entrever demasiados otros detalles de como serán las líneas de trabajo, los tiempos en los que comenzará, culminará y sus alcances. Si el convenio es un trabajo parcial para evidenciar falencias y potencialidades de los clubes y bases del deporte en la zona de San Martín, en la provincia de Buenos Aires o será algo que abarcará a todo el país.

Por eso y pese a que es una buena noticia, la consigna debe ser "Esperar para enaltecer".

Potenciar Deportes

El raid de anuncios continuó con la firma de un convenio entre la secretaria de deportes Inés Arrondo y Emilio Pérsico, secretario de Economía Social dependiente del ministerio de desarrollo social y titular del Movimiento Evita. El convenio buscará "promover el deporte en todo el territorio nacional a través de la asistencia de recursos y la capacitación de las personas que reúnen a la comunidad en torno al deporte".

Este anuncio también cae bien ya que en el plano social y territorial, poco se hizo para decir presente este año. De hecho, el mismo ministerio de desarrollo social firmó hace un par de semanas un convenio macro con la Unión Nacional de Clubes de Barrio en la que se entregaban elementos deportivos, entre otros aspectos.

La duda surge con la superposición de convenios. Hasta donde llegará uno, hasta donde llegará otro. Que comprenderán. ¿Se armará una ensalada de convenios?. No imaginamos como será, tampoco como llegará de manera precisa y certera a cada pueblito del extenso territorio nacional.

Por eso, aunque cae bien y que también es una buena noticia repetimos "Esperar para enaltecer".


Unidad de Asistencia de Clubes de Barrio y Pueblo

La frutilla del postre llegó el jueves por la tarde. El Club Villa Malcolm de Villa Crespo fue el lugar al que llegaron dirigentes de Clubes de Barrio invitados de manera selectiva que escucharon con beneplácito el rimbombante anunció que dieron Matías Lammens, Sergio Palmas y Francisco Chibán, los tres hombres fuertes de Deportes.

El anunció fue la conformación de la Unidad de Asistencia de Clubes de Barrio y Pueblo, un espacio en el que se "brindará asistencia técnica, económica y capacitaciones a instituciones deportivas de todas las provincias".

Fueron festejos y signos de acompañamiento a la gestión Lammens que pese a las escasas respuestas, aún mantiene un apoyo alto entre la dirigencia, dirigencia que todavía no se puede apartar del compañerismo partidario y por consiguiente da decenas de oportunidades más que en épocas macristas. No son todos los dirigentes que se encuentran sumergidos en el apoyo a ultranza, pero si muchos.

De esa manera, varios referentes de Clubes de Barrio se transformaron en garantes de un Matías Lammens deseoso de apoyo y que busca echar por tierra los rumores que lo daban más afuera que adentro de la cartera de Turismo y Deportes.

Bonus Track

La tarde del sábado tuvo un ¿rimbombante? acto en el club Barracas Juniors. Allí, Matías Lammens y un puñado de dirigentes se juntaron con looks deportivos a jugar un picado y enaltecer hasta el hartazgo la "tremenda" llegada del programa Clubes en Obra y el comienzo de "1141 obras ubicados en 580 municipios del territorio nacional".

El detalle -no menor- fue la presencia de su amigo y actual ministro de Economía Martín Guzman que parece haber tomado nota de la necesidad del ex San Lorenzo por respirar aire puro y encontrar apoyo no solamente dentro de la dirigencia deportiva sino también puertas adentro del espacio del Frente de Todos que no lo tiene como un soldado puro y duro del Albertismo, del Kirchnerismo o del Massismo.

La dupla Lammens-Guzman llegó lista para "transpirar la camiseta", jugaron un picado cubierto de principio a fin por los grandes medios, hablaron (nuevamente) del rol social de los clubes y se mostraron cercanos a unos cincuenta dirigentes y otros tantos dispersos dentro de una gigantesca videoconferencia.

Según anunciaron seguirán las obras y el 2021 tendrá a otros tantos beneficiados. No terminaron de aclarar si de una buena vez llegará a todos o se tendrán en cuenta nuevamente los que tienen los papeles en orden y no están caídos del sistema sin recursos siquiera para llamar a un contador o abogado de confianza.

Los cuatro anuncios se toman como válidos, caen bien, son buenas noticias aunque lejos están de ser la solución inmediata que requieren los clubes. ¿Pueden ser transformadores?, Quizás. ¿Pueden sumar mucho para los sectores del deporte de base?, Si. ¿Es un paso adelante luego de la desidia macrista?, Si ¿Hacen falta este tipo de medidas?, Si. ¿Son solo parches para no reglamentar la ley 27098?, Posiblemente. ¿Serán la solución definitiva a un sector que esta atravesando la peor crisis de su historia?, Lo dudamos.

De una u otra manera, el concepto es claro, aún -y todavía- hay que "Esperar para enaltecer".


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.